Vivimos en una sociedad acelerada, en la que el ritmo frenético muchas veces no nos permite parar. Una sociedad que quiere todo para YA, en general nos cuesta sostener la espera y, por supuesto, a nuestros clientes también. Incluso en la comunicación, si no contestamos en el momento parece que no estamos prestando atención a la persona… Rápido, inmediato, sin esperas.

Toda esta velocidad en la que estamos sumergidos supone un generador de estrés, estrés que suele estar muy presente en el trabajo y que en muchas ocasiones se amplía al área personal.

Es esencial ser conscientes de nuestros niveles de estrés, así como de los niveles de estrés de nuestros equipo. Imprescindible cuidarnos y cuidar, porque el estrés sostenido es una de las principales causas de bajas en el trabajo, disminuye el rendimiento, la creatividad y genera un mal ambiente que no favorece la motivación.

Hoy os compartimos algunos tips que pueden ayudarnos en la gestión del estrés:

  1. Lista de prioridades: organizar las tareas en urgentes, importantes, no urgentes, no importante. De esta forma te permitirá centrarte en aquello realmente necesario.

No hay texto alternativo para esta imagen

2. Delegar: aprender a delegar aquello que pueda realizar otra persona. Ser consciente que no podemos con todo.

3. Limitar el uso de teléfono móvil, cuando estemos en una tarea importante aplazar los mails, whatsapp y llamadas para otro momento.

4. Parar: dedicar unos minutos al día a parar, evaluar prioridades y organizar. Esto nos permite ampliar la mirada y ser mucho más efectivos.

5. Respirar: La respiración es una gran aliada que nos ayuda a bajar la ansiedad y el estrés. Simplemente dedica unos minutos al día a respirar profundamente, con 5 es suficiente y puedes practicarla en cualquier ocasión. Solo presta atención a cómo el aire entra y sale por tu nariz, esto ayuda a centrar y relajar.

6. Ejercicio físico: por supuesto tener un espacio de deporte o ejercicio físico nos va a ayudar a soltar y favorecer nuestro bienestar.

Y por supuesto recuerda;

Casi todas las cosas volverán a funcionar si las desenchufas por unos minutos… incluso tú.» – Anne Lamott

Patricia Caballero

Terapeuta Gestalt & Formadora Libemind

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad